Santa Paula Montal

Paula de San José de Calasanz, es el nombre que escogió Paula Montal y Fornés el día de su profesión religiosa, realizada en Sabadell, el 2 de febrero de 1847. Eligió este sobrenombre, porque José de Calasanz encarnaba su sueño educativo para aplicarlo a la mujer.
La podemos llamar oficialmente Santa, porque Juan Pablo II la canonizó el 21 de noviembre del 2001. Pero nos resulta más familiar llamarla Madre Paula, ya que fue una verdadera madre para muchas niñas y jóvenes de su tiempo y un ángel para las familias.